Laura Oviedo, la ‘powerlifter’ que va paso a paso porque va lejos


Laura Oviedo
(23) vive entre Madrid y Cádiz mientras termina su grado en Periodismo y se prepara física y mentalmente como atleta de powerlifting. Además de estudiar, trabajar y entrenar, Laura ha lanzado RepByRep, una marca multidisciplinar enfocada a los deportes de fuerza desde la que infunde su filosofía de vida. Y así es como esta joven madrileña feminista entiende el movimiento, paso a paso porque tiene claro donde quiere que lleguemos: a la igualdad real.

DFeminismo Laura, ¿qué significa para ti el feminismo?
Laura Oviedo Lejos de definiciones oficiales para mí es una posición política que toca todos los aspectos de la vida. Como se suele decir, una vez te pones las gafas moradas y empiezas a vivir mirando a través de esa lente, es imposible no ver machismo en todas partes. Por eso me posiciono del lado feminista, es la manera en la que elijo vivir. Me parece ridículo tener que matizar esto a estas alturas de la película, pero por supuesto las feministas creemos y buscamos -y sé que no me equivoco en hablar en plural- la igualdad. Lo que no puedes hacer es quedarte esperando a que la igualdad simplemente pase.
DFeminsimo Entonces, ¿qué es el feminismo?
Laura Oviedo Para mí el feminismo es el vehículo, el plan de acción. También es una red que se teje entre todas nosotras. Para mí el feminismo es global, plural. En mi feminismo entramos todas. No lo entiendo de otra manera.

Una mujer dijo algo que no se me ha olvidado: «Ser feminista no es estar en contra de los hombres, ser feminista es estar a favor de nosotras»

DFeminismo ¿En qué momento te diste cuenta de que te considerabas feminista?
Laura Oviedo Curiosamente fue en una manifestación. Yo tendría unos 15 años y fui a manifestarme en contra de la penalización del aborto con unas compañeras del instituto. Tenía muy claro lo que me parecía que estaba bien y lo que estaba mal, pero iba con mi discurso de “ni feminismo ni machismo, igualdad”. Allí una mujer me oyó hablar de eso y, muy educadamente me pidió permiso para dar su opinión. Dijo algo que no se me ha olvidado y que me hizo pensar muchísimo y empezar a leer: “Ser feminista no es estar en contra de los hombres, ser feminista es estar a favor de nosotras”. Desde entonces no he parado.
DFeminismo ¿A qué te refieres cuando dices que no has parado?
Laura Oviedo Desde el momento en el que tomé conciencia, decidí alinear esos valores que resonaban conmigo con las acciones de mi día a día. La perspectiva de género está presente (o al menos lo intento) en todo lo que hago.
DFeminismo ¿Cómo lo vives?
Laura Oviedo Intento vivirlo desde el aprendizaje y la sororidad. Quizá la hermandad con otras mujeres sea el principal pilar de mi feminismo. Antes era muy activa en redes sociales, era muy reactiva y me metía en todos los debates. Después cambié y ahora soy más reflexiva y consciente de que hay muchas maneras de entender el feminismo, aunque no todas concuerden con la mía.

No dejo de intentar aprender y hacer preguntas

DFeminismo Eso suele ocurrir ya que estamos en un constante cambio, ¿cómo consigues no encerrarte en una única idea?
Laura Oviedo Hablo mucho con personas que lo viven como yo o muy diferente a mí. Eso me hace entender otras realidades, tener la mente mucho más abierta y evolucionar sin parar. No pienso igual que hace tres años, hay temas en los que aún no sé cómo posicionarme, pero no dejo de intentar aprender y hacer preguntas.
Lo cierto es que me parece un camino precioso. Por lo demás intento llevar mis valores a mi vida. Es el mejor activismo que conozco tal y como funciono yo. No intento ser ejemplo de nada, pero actúo en consecuencia con lo que pienso y creo que eso siempre tiene un impacto.
DFeminismo ¿Por qué empezaste a hacer deporte de fuerza?
Laura Oviedo Me hacía sentir poderosa. Me hace sentirlo, de hecho. Después de años de pisar gimnasios para matarme a cardio durante horas con el único objetivo de ser más delgada, más pequeña, probé a levantar una barra. La primera vez que recuerdo que me pesase había 30 kg en total. Me pareció increíble que yo hubiese movido eso que tanto me había pesado.
DFeminismo Y ¿qué hiciste después de coger esa primera barra?
Laura Oviedo Empecé a seguir en Instagram a chicas que entrenaban fuerza. Me parecía una locura lo que hacían pero las veía tan cercanas, tan “como yo” que empezó a picarme el gusanillo de verdad. ¿Y si yo fuera capaz?
DFeminismo ¿Has hecho el camino a solas? ¿O has tenido a mujeres cerca que te han acompañado?
Laura Oviedo No pasó mucho tiempo desde ese primer levantamiento hasta que conocí a quien me inició en esto. Mi amiga Eva (@Evaliciousm). Mi ejemplo desde el primer momento. Fuerte, atlética, enérgica, con un propósito. Todo lo que yo en ese momento no era y deseaba ser. Fue ella quien me puso en contacto con la que fue mi primera entrenadora, Triana (@trianadlreal). Triana me maravilló desde el primer momento. Nunca había conocido a una ATLETA femenina tan de cerca y consiguió grandes cosas conmigo, sobre todo en cambio de mentalidad. Ya no quería ser pequeña. Ahora quería ser fuerte. Quería ocupar mi espacio en un sitio que ya sentía mío: entre los hierros. Fui a verla competir en peso muerto y fue amor a primer levantamiento. Me daba vergüenza decirlo en alto pero pensé “yo quiero hacer esto”. Me costó un año dar el paso de verbalizarlo y empezar a entrenar como realmente quería, pero después de muchos meses y muchos kg aquí estoy.
DFeminismo ¿Consideras que el feminismo ha influido en tu forma de hacer deporte?
Laura Oviedo Desde luego. Desde el primer momento en el que pisas una sala de peso libre te das cuenta de que estás abriendo camino. Y me imagino que será igual en la mayoría de deportes. Al principio intimida. Te ves muy novata, muy ignorante. Ridícula me atrevería a decir. Esa parte del gimnasio ha sido tradicionalmente ocupada por hombres. Tiende a ser hostil de primeras. Mancuernas pesadas, sudor, gruñidos… al principio puedes pensar que no es para ti porque choca mucho con el espacio que normalmente se nos ha asignado a nosotras (mancuernas de colores y clases colectivas para bailar, que no tienen nada de malo, todo sea dicho).
DFeminismo ¿Y qué ocurre una vez que te has decicido a hacer algo más que bailar?
Laura Oviedo Luego acabas por gruñir tú también y por turnarte la mancuerna de 20 con el chico que tienes al lado y descubres que eso te encanta y que si lo quieres, ese espacio también es tuyo. Cuando yo empecé hubo mujeres que me ayudaron y yo intento hacer lo mismo.
DFeminismo ¿Qué es lo mejor que te ha dado el deporte de fuerza? Laura Oviedo Una de las mejores cosas que me ha dado el deporte es una comunidad de mujeres en la que nos apoyamos entre todas. Y es algo que se intenta promover entre nosotras, creo yo. No todas las chicas con las que te cruzas forman parte de esto, pero merece tantísimo la pena por las que sí… Chicas que no quieren pasarte por encima, solo quieren verte crecer y compartirlo contigo aunque sean “rivales”, que te animan, que te escuchan, que hacen el camino contigo. Es algo precioso. Algunas de las amistades más sólidas que tengo han salido del deporte.

(Las mujeres) estamos ocupando el lugar que nos corresponde entre los hierros

DFeminismo ¿Has vivido situaciones “desagradables” en el gimnasio por parte de hombres?
Laura Oviedo Innumerables. Desde correcciones técnicas constantes sin pedirlas a opiniones muy fuera de lugar “te vas a poner como un hombre”, “no deberías entrenar torso porque eso es muy masculino”, “eso es demasiado peso para una chica”. También me han comido espacio, han ninguneado mi presencia y opinión… Tenía claro que es propio de gimnasios comerciales, pero sólo es más común. En gimnasios específicos de powerlifting el deporte es deporte para todos, también existen estas conductas. Los deportes de fuerza siguen siendo un entorno con predominancia masculina, pero somos muchas las que ya estamos cambiando eso y estamos ocupando el lugar que nos corresponde entre los hierros.

Cualquiera es válida para la fuerza

DFeminismo Y, ¿qué le dirías a una mujer que quiere iniciarse en el deporte de fuerza?
Laura Oviedo Que adelante. Que si lo quiere, es un sitio para ella. Que pida ayuda pero que no se deje pisar. Que va a volverse más fuerte, más segura de sí misma, que le va a encantar. Que va a encontrarse mejor, que está invirtiendo en su salud, que va a poder desfogarse. Que entra en un territorio seguro en el que va poder ser todo lo que tradicionalmente se nos ha dicho que no podemos ser. Que la fuerza le va a permitir gritar, gruñir, pegar pisotones, ser agresiva y que eso le va a dar un poder increíble. Que va a flipar con lo que su cuerpo es capaz de hacer. También le diría que coma. Que su cuerpo necesita energía, que no tenga miedo a la comida o a ser grande. Que es algo para todas, da igual su punto de partida, su objetivo, su cuerpo. Da igual todo. Cualquiera es válida para la fuerza. Y sobre todo que se lo va a pasar muy bien y que se va a enganchar a esto de sentirse poderosa.
Ojalá poner una barra olímpica en las manos de todas las mujeres.

No importa donde empieces mientras sigas avanzando, día a día, aunque sea poco a poco, cociendo tu potencial a fuego lento

DFeminismo Para ir terminando… ¿por qué RepByRep?
Laura Oviedo Porque es la filosofía que hemos seguido desde el principio y es algo en lo que creemos profundamente. Es como el “partido a partido” del Cholo, pero para los deportes de fuerza como dice siempre Jaime (entrenador personal en RepByRep, @JaimeCorher). Yo lo defino siempre como “hacer lo que más nos gusta como más nos gusta”. Sentimos verdadera pasión por la fuerza y todo lo que la rodea y nos encanta hacer del “poco a poco” una filosofía. Algo así como que no importa donde empieces mientras sigas avanzando, día a día, aunque sea poco a poco, cociendo tu potencial a fuego lento.
Trabajando en la marca te das cuenta de que ni mucho menos es sólo aplicable al deporte. Toca todo a lo que le quieras poner esa filosofía. El trabajo, las relaciones personales, la salud… Yo aún soy muy principiante en esto, pero tengo verdadera debilidad sentimental por las personas que aún lo son más que yo, y me encantaría poder transmitir esto desde el principio. Algo que te dicen mucho pero que no cala. Cuando llevas un trocito del camino andado te das cuenta de que es verdad: vamos despacio porque vamos lejos.
DFeminismo Siempre dices que vas lento porque sabes dónde quieres ir, ¿dónde es?
Laura Oviedo Lejos. Lejos no significa a ser campeona del mundo, de momento no contemplo esa posibilidad para mí (se ríe). Lejos significa llegar a mi máximo potencial, que creo que es mucho. Y me gustaría hacerlo en tres planos: el profesional, el deportivo y el humano. Lejos es el éxito para mí. Vivir en consonancia con mis valores, crear un impacto y sentir mucha paz. Ahí es donde voy. Y aunque no sea quién más rápido lo voy a conseguir, no me cabe duda de que llegaré, de que cada día llego.
DFeminismo Y para despedirnos, ¿nos recomiendas una canción, un libro y una película?
Laura Oviedo Una canción “Green and gold” de Lianne LaHavas. Un libro “El color púrpura” de Alice Walker. Lo leí recientemente y me llegó mucho. Una película “XX Century Women”, tiene diálogos que son una joya.