‘La poeta y el asesino’ de Simon Worrall llega a las librerías.

Esta semana llega a las librerías una de las novedades más esperadas de la temporada: ‘La poeta y el asesino’ de Simon Worral. El trepidante relato real de una de las falsificaciones literarias más famosas de la historia; una novela donde se cruzan los destinos de dos personajes que no pueden ser más dispares: Emily Dickinson, la poeta ermitaña de Amherst, mujer de vida solitaria, autora secreta y genial que no llegó a publicar en vida ni un solo poema su propio nombre, y Mark Hofmann, un embaucador, mormón renegado, coleccionista de manuscritos ratos, que perpetró uno de los más audaces engaños de la historia de la literatura y luego se transformó en asesino.

Cuando un poema desconocido de Emily Dickinson apareció en una subasta de Sotheby’s en 1997, un escalofrío recorrió el mundo del coleccionismo literario. Cuatro meses después, sin embargo, el poema fue devuelto por tratarse de una falsificación. La poeta: Emily Dickinson. Una mujer solitaria, que garabateaba versos en todo lo que tuviese a mano, para revisarlos, cada noche, frente a su escritorio. No vio ninguno publicado en vida, pero escribió más de mil setecientos mientras ayudaba a caminar a su madre por el jardín y cocía pasteles de jengibre. El asesino: Mark Hofmann. Un manipulador nato, un maestro de la psicología humana. Comerciante de documentos raros, creó una serie de sensacionales falsificaciones con las que pretendía socavar los principios de la Iglesia mormona, y también decidió «especializarse» en la obra de la poeta norteamericana. Un hombre que de ser uno de los más grandes falsificadores del siglo XX pasó a convertirse en un despiadado asesino.

Simon Worrall explora el filo que separa arte y artificio, genialidad y locura, en esta trepidante crónica sobre una de las falsificaciones literarias más famosas de toda la historia.