Isabel Rovira: ha llegado el momento de ser honestos con el público

Si hay algo que en la redacción de DFeminismo necesitamos casi tanto como el agua para estar hidratadas es la fotografía porque nos ayuda a recordar momentos pasados, a sentir la calidez de espléndidos atardeceres y también es un mundo en el que exponer lo que sentimos las mujeres a través del objetivo sin necesidad de mediar palabra.

Isabel Rovira (@isabelrovirasalvador), fotógrafa Valenciana, nos ha permitido entrar un poco en su mundo, el de alguien que estudió psicología pero que, a su vez, lleva una cámara de fotos en la mano desde que tenía poco más de ocho años; alguien que a excepción de algunos talleres y cursos específicos, ha sido autodidacta y ha aprendido a base de ensayo y error, de observar y leer todos los libros de fotografía que caían en sus manos.

Nuestra entrevistada comenzó trasteando con la cámara de sus padres y gastando sus carteras revelando fotos de su propio perro quien le servía como modelo para acabar dándose cuenta que lo que más le gusta captar es la intimidad del cuerpo y cómo nos sentimos respecto a él, de hecho, asegura que «esto (fotografiar cuerpos), junto con el interés que la moda fue despertando en mí, hizo que empezara a decantarme un poco por este tipo de fotografía, aunque creo que no de una forma convencional. Y ahora mismo, compagino mis trabajos en moda con proyectos fotográficos personales, pero me gusta mezclar ambas cosas y esperar a ver qué sale».

Al preguntarle por sus obras y por una galería idónea donde exponer su trabajo, contesta: «ahora mismo en mi perfil de Instagram y en algunas publicaciones digitales como Chapelle, Schön y Vanidad. Sin contar las campañas de moda de marcas como The Nude Label, que se pueden ver también en su web. Mi página web/portfolio todavía se encuentra en construcción, pero espero que vea la luz este mismo mes. Por otra parte, pensar en ver mi obra expuesta en las paredes de alguna sala de exposiciones me da verdadero vértigo (del bueno). Lo cierto es que no tengo una galería idónea. Tengo sueños, como todo el mundo, y creo que el museo FOAM de Amsterdam y el International Center of Photography de Nueva York, encajan bastante bien en ellos. De todas formas, también tengo predilección por los espacios diferentes. Lugares que aporten algo a las obras que exponen, como por ejemplo el proyecto de Mecànic en Barcelona».

Podemos observar entre tus fotografías que has trabajado con mujeres en ropa interior, ¿cómo te sentiste al captar cuerpos no normativos para su difusión en una campaña de ropa? Me sentí fantásticamente bien. Me interesa muchísimo explorar cómo interactuamos con nuestro cuerpo, cómo nos sentimos en relación con él. A veces nos olvidamos que es el principal lugar en el que habitamos. No invertimos tiempo en mirarlo, en saber cómo es realmente. Yo creo que por eso, cuando empezaron a aparecer las primeras campañas de moda protagonizadas por modelos con cuerpos no normativos y vimos expuestos cuerpos iguales que el nuestro, al que nos estábamos acostumbrados a admirar, aparecieron las críticas. Aunque también, por suerte, los aplausos.
Con respecto a esto, me siento muy afortunada de poder trabajar con firmas como The Nude Label, que además de tener unos valores generales maravillosos, fomentan la representatividad de todas las personas en sus campañas.

 

Al seguir la conversación con Isabel Rovira nos damos cuenta de que estamos no sólo ante una fotógrafa sino ante una activista en toda regla que ha decidido de manera consciente o inconsciente que su trabajo sirva para algo más. Quiere que sus trabajos sean REPRESENTATIVOS, así lo quiere ella, con mayúsculas para que sean «un ejemplo verdadero de la infinita variedad de cuerpos y personas existentes. Aunque por supuesto todavía me queda mucho trabajo por hacer«.

Para terminar, nos gustaría saber cuáles son tus mayores fuentes de inspiración: No negaré que los recursos digitales como Instagram son una fuente muy práctica a la hora de buscar referencias e inspiración. Además, lo cierto es que no hay nada mejor que estos para poder llegar a artistas actuales de todo tipo y no solo en cuanto a fotografía.
Y si le preguntamos por referentesCreo que es sumamente importante conocer el trabajo de grandes mujeres fotógrafas como Gerda Taro, pionera de la fotografía de guerra, Diane Arbus, Dorothea Lange, Sally Mann o, la ya cada vez menos desconocida, Vivian Maier. En cuanto a referentes nacionales Cristina García Rodero, primera española en entrar en la agencia Magnum, y Joana Biarnés son dos puntos clave en la historia de la fotografía española.
Por otra parte, algunas de mis referentes en fotografía de moda más actuales son Camila Falquez, Alejandra Vera, Sara Tahon o Daria Kobayashi, pero podría hacer una lista eterna con centenares de fotógrafas con un talento increíble.

Así, para cerrar con un broche de oro, Isabel Rovira asegura que «Ni la normatividad, ni la perfección existen en la vida real y eso es lo más bello que existe. Ha llegado el momento de ser honestos con el público».