“Hija de Sangre”. Octavia Butler. Lo que la ciencia ficción puede traer.


Imagen de Octavia Butlter. Fuente: La Tercera

Cuando llegó a mis manos un ejemplar de la recopilación de relatos de la escritora de ciencia ficción Octavia Butler, ‘Hija de Sangre’ (Consonni, 2020) me di cuenta de que esta recopilación no es sólo la obra, sino el contexto en el que se edita, bajo la supervisión de un equipo de profesionales cuyo principal objetivo es la difusión de la cultura que han generado las mujeres, cuestionando las relaciones entre ciencia, economía, territorio…

En esta edición contamos con la palabra de la propia Octavia Butler, dando testimonio de lo que pretende con cada uno de sus relatos, explicando lo que la lleva a escribir sobre ciencia ficción en un mundo masculinizado en el que sus profesores no apostaban por ella, la importancia de la construcción de sus personajes tan reales en relatos fantasiosos y las distintas y muy crudas realidades que nos trae cada uno de ellos.

Ahí reside la particularidad de Octavia como mujer y escritora. Su aportación consiste en la capacidad de estructurar una ciencia ficción basada en mundos totalmente desconocidos que aportan nuevas leyes tanto económicas como políticas o éticas, y que logran enlazarse con la realidad. Los límites entre estos dos elementos se difuminan a través de los personajes, que no sólo son creíbles, sino que te llevan constantemente hacia la autoconsciencia y la empatía.

Octavia, desde su posición como autora, consigue interpelarte al nivel que lo haría un personaje desde la introducción a cada relato. Cuando el relato deja caer una perspectiva referente al género o a la clase, es Octavia la que te llama la atención y te confirma o aclara lo que estaba pasando, para que todo su trabajo no caiga en saco roto ella se encarga de cubrir los huecos.

En sus mundos el género está difuminado, los roles dependen de las estructuras que se montan en cada relato, saltan entre los nuevos límites y la clase trastoca a sus personajes a través de nuevos órdenes sociales. No obstante, la raza y el black feminism están presentes a través de su afrofuturismo pionero y magistral. Sin duda es una forma alternativa de introducirse en la más cruda realidad.

Rocío Curto