‘Hay que romper con el canon de belleza eurocentrado y sin el cual no valemos para nada’ asegura Nadia Martin, ‘La imposición de la belleza’

En una sociedad en la que a las mujeres se nos exige cumplir ciertos estereotipos estéticos y se nos impone un modelo de belleza, hemos querido hablar con la creadora del documental ‘La imposición de la belleza’, Nadia Martín, para que nos cuente el proceso de creación del mismo, su activismo y sus nuevos proyectos que no nos pensamos perder.

DFeminismo: ¿Qué te condujo a elegir la belleza impuesta a las mujeres como temática de estudio?
Nadia Martin: Comenzó siendo un trabajo de investigación para la asignatura ‘Salud y Género’ del Máster y acabó convirtiéndose en mi TFM. No quería que el discurso se quedara en la academia, y el audiovisual es un buen medio para poder compartirlo con más personas. La imposición de la belleza atraviesa lo más íntimo de nuestras vidas como es nuestra relación con nuestros cuerpos, entonces me parecía interesante que mi línea de investigación fuera en ese sentido. El sistema social y cultural en el que vivimos nos ha negado el derecho a sentirnos bien con nuestros cuerpos, a tal nivel que creemos que nuestro valor como personas depende de la apariencia física. Y reducir nuestra valía personal a la deseabilidad que despertamos en los demás, a encajar en un canon de belleza que no es ni diverso ni real, tiene unas consecuencias tremendas en nuestra salud física y psíquica.

DFeminismo:
¿Qué ha supuesto para ti la creación del documental? ¿Por qué decidiste autoproducirlo y autogestionarlo?
Nadia Martin: En este sistema capitalista, si eres millennial y acabas de salir de la ‘burbuja universitaria’, se te presenta una situación precaria en la que tienes difícil siquiera plantearte contar con una mínima producción para realizar un documental. Entonces, partiendo de los conocimientos que adquirí en Comunicación Audiovisual para hacer de cámara y montaje, y en Periodismo y en el máster para entrevistar, con los medios que tenía dije: pa’lante!
En la línea de la autogestión, no solo se ha proyectado en Salas convencionales como el Cine Berlanga de Madrid, sino que principalmente lo he llevado a espacios autogestionados como la Ingobernable, que fue donde lo inauguré y me parece fundamental reivindicar este tipo de espacios.

 

DFeminismo: ¿Consideras que las mujeres nos estamos haciendo un hueco en la industria cinematográfica?
Nadia Martin: Los datos sobre la presencia de mujeres en los certámenes cinematográficos sigue siendo demoledora y sigue quedando mucho por hacer. En este sentido, hay asociaciones ejerciendo activismo y visibilizando la falta de paridad en el sector como CIMA, que trabaja para fomentar una presencia igualitaria de las cineastas.

DFeminismo:
En el documental se entrevén distintas ramas del feminismo ¿hay alguno con el que te sientas más identificada? ¿Por qué?
Nadia Martin: El feminismo es por definición transinclusivo y no racista, y esa perspectiva tenía que estar. Como dice la escritora Luciana Peker: la revolución no tiene cabida sin las mujeres en su diversidad, las lesbianas, las bisexuales, las trans y otras identidades. La lesbofobia, bifobia, transmisoginia y el racismo, son muchas de las realidades que interseccionan, y que atraviesan nuestros cuerpos y nuestras vidas, ¿cómo no vamos a hablar de ello?

DFeminismo: El concepto de belleza ha ido evolucionando con el paso del tiempo, ¿crees necesario cambiar el concepto de belleza actual que se tiene sobre las mujeres?
Nadia Martin: Lo necesario es deconstruir esa idea arraigada que se nos impone; que si no encajamos en ese canon de belleza eurocentrado, no valemos para nada, no tendremos éxito ni mereceremos el amor de otra persona. Se nos impone que para ser amadas, debemos ser bellas, también para conseguir un trabajo o, simplemente, para ocupar el espacio público. Entonces, no se trata de transformar el canon de belleza, se trata de que este deje de ser una imposición y se le quite peso a lo físico, que no es importante.

…si no encajamos en ese canon de belleza eurocentrado, no valemos para nada, no tendremos éxito ni mereceremos el amor de otra persona.

DFeminismo: ¿Qué podemos hacer las mujeres para terminar con esta imposición social que nos llega desde distintos puntos (televisión, cine, publicidad…)?
Nadia Martin: Como creadoras del contenido, tener la responsabilidad de no perpetuar esa imagen canónica de cuerpos irreales photoshopeados y nada diversos, por ejemplo. Y como espectadoras, creo lo importante es tener una mirada crítica con los mensajes que nos lanzan. Cuando comencé a hacer el documental, estuve unos meses grabando las campañas publicitarias que nos rodean. En la marquesina, en el metro, en las calles… el mensaje está ahí, todo el rato. Y claro, pues eso fomenta esa visión crítica y verlo desde un punto de vista de rebelión y rechazo hacia esa imposición. También leer, leer todo lo que puedan. Yo entendí el negocio también leyendo a autoras como Naomi Wolf, con la reflexión sobre la alianza perfecta entre el patriarcado y el capitalismo; las empresas le lucran a costa de las inseguridades de las mujeres. Te venden el mensaje que dice que tu cuerpo está mal (tiene arrugas, pelos, estrías, y un largo etcétera de elementos que forman parte de nuestra naturaleza pero que denominan “imperfecciones”) pero que con su producto, puede estar mejor, puede “arreglarse” para alcanzar el canon y, por ende, te llevará de manera automática al éxito en tu vida social, laboral e incluso, sentimental.

DFeminismo: ¿Estás inmersa en nuevos proyectos? ¿Se puede comentar algo de ellos?
Nadia Martin: Sí, estoy con la escritura de «No sé si es ansiedad o es que me aprieta el sujetador». Mi idea inicial era publicarlo como Fanzine, pero no tengo nada cerrado. Por ahora estoy escribiendo y leyendo mucho. Mientras, sigo con mi proyecto de fotografía. (www.nadiamartinfoto.com y doy talleres de prevención del acoso LGTBfobo con COGAM.

DFeminismo:¿Podrías decirnos a tres mujeres que admiras y por qué?
Nadia Martin: Jo, no puedo decir solo tres, diré algunas más y aun así, me quedo corta… Jajajaja.
Gabriela Wiener, por sus libros y artículos con esa visión tan crítica y sincera de nuestra manera de relacionarnos. Me resulta increíblemente liberador leerla, porque su escritura sobre relaciones es impecable, fui a ver su obra en Teatro de Barrio y para mí fue tan reconfortante como un abrazo, habiendo estado (y estando) inmersas en las infinitas contradicciones en la que nos encontramos en el ámbito relacional. En esta línea Brigitte Vasallo también con su libro ‘Pensamiento Monógamo, Terror Poliamoroso’.
Alana Portero por ‘Vidas Trans’, me encantó un artículo para eldiario.es en el que dijo: «Excluir del feminismo o no dejar entrar a determinadas compañeras, ya sea basándose en esencialismos biológicos o culturales, es lo más antifeminista que hay».
Lucia Mbomio y Desirée Bela por el trabajo impecable de comunicadoras y activismo para deconstruir el racismo.
Irantzu Varela, me veo todos sus vídeos en su sección microespacio feminista de ‘El Tornillo’. Es genial.
Y Elisa Col, que está a punto de publicar un ensayo sobre bisexualidad y no puedo tener más ganas de leerlo. Su fanzine sobre mitos del amor romántico me pareció precioso y necesario.

¿Te has quedado con ganas de más? Puedes seguirle la pista a Nadia Martín en su página web, su instagram y por supuesto, al trailer del documental.