En la Prehistoria también existíamos

Si pensamos en la prehistoria, nos viene a la cabeza la imagen de un hombre que no sólo es un héroe por sus logros sino que además es un artista y cazador.

Sin embargo, durante mucho tiempo hubo un hecho que a los historiadores de esa época se les pasó por alto, y es que resulta que el Hombre prehistórico también era la mujer.

No fue hasta la mitad del siglo XX que los estudios de nuestros antepasados adquirieron una perspectiva de género que condujeron al nuevo enfoque sobre la estructura de la sociedad y de la división sexual del trabajo, por ejemplo.

Y es que, ha resultado ser que las mujeres eran más algo más que vulvas estilizadas en pinturas rupestres, cuerpos gráciles con muslos y caderas anchas por dar a luz; ha resultado ser que las mujeres de la Prehistoria tenían identidad propia. Y una historia que contar.

Para saber más sobre nuestros orígenes se puede recurrir a la obra de Claudine Cohen, ‘La mujer de los orígenes’.