El tabú de la regla por María M.B

Foto de https://nikkitajiri.tumblr.com/

Llegado un momento determinado en la vida, las personas con ovarios comienzan a expulsar por la vagina óvulos no fecundados con sangre lo que es más comúnmente conocido como menstruación, regla o periodo.

Sin embargo entorno a la menstruación existe un aura de silencio que se puede remontar a textos religiosos como la Biblia o el Corán, en los cuales se impone la impureza de las mujeres desde que tienen la primera regla y en los periodos en los que éstas están, en lo popularmente conocidos como “esos días del mes”.

Y son, precisamente, esos tabúes que se han ido reproduciendo hasta la sociedad actual los que han conllevado a que, a pesar de que la mitad de la población pase por este hecho fisiológico de manera periódica todos los meses, se refuerce la desinformación y el silencio. Uno de los ejemplos más es cuando las personas que menstrúan transportan escondidos los productos de higiene femenina en sitios públicos como institutos o trabajos a pesar de no ser éstos algo ilegal.

Nos ha llamado la atención cómo nos han enseñado a perpetuar el tabú sobre la regla y por ello hemos recopilado algunas frases que, con alta probabilidad, las personas que menstruamos hayamos oído o dicho en más de una ocasión a lo largo de nuestra vida:

– Ha venido mi amiga la comunista
– Mi prima
– Mi tío está de visita
– Estoy manchando
– Estoy indispuesta
– Estoy en esos días del mes
– Mi amiga Inés, la que viene cada mes

Para conseguir visibilización es necesario hablar de la regla, de la tasa rosa en los productos relacionados con la menstruación, de la menopausia; entre otras cosas y conseguir poco a poco la normalización de un hecho que no debería ser tabú.

María M.B