El inicio del movimiento feminista PARTE I


Fuente: dolollaa

Hubo un momento de la historia en el que las mujeres se comenzaron a preguntar por qué ellas no formaban parte de la definición de ciudadano y cuál era el motivo por el que se les excluía totalmente de los tratados más importantes de la historia como fueron la Declaración de la Independencia de Estados Unidos en 1776 y la Declaración de los Derechos del Hombre en 1789; estas constantes preguntas les llevaron a crear, entre otras organizaciones, la Confederación de Amigas de la Verdad o la Asociación de Mujeres Republicanas Revolucionarias donde las mujeres dejaron de lado la posición de entes pasivos y se convirtieron en personas activas.

También formaron clubs en los que redactaban “Cuadernos de Quejas” en los que reivindicaban la abolición de la prostitución, de los malos tratos y los abusos de poder entre los sexos y, también, pedían derechos matrimoniales y derechos respecto a los hijos.

En definitiva, la primera ola feminista fue la parte más legal y jurídica del feminismo pues, en ella se luchaba por el reconocimiento de derechos como el derecho a la educación, derecho al trabajo, etc.

Continuando con este breve recorrido por la historia del feminismo, el papel principal en la segunda ola feminista lo tienen las sufragistas quienes dieron todo lo que tenían, incluso la vida, por conseguir que el sufragio universal fuese real. El caso más metafórico y, sin duda, el más destacable fue el ocurrido el 4 de junio de 1913 cuando Emily W. Davison saltó a la pista de la carrera que se celebraba en el hipódromo de Epson Downs y fue arrollada por el caballo del Rey. Una de las tantas mujeres – sufragistas- que perdieron su vida por sus ideas, en este caso, conseguir el derecho al voto de las mujeres.

Se luchaba por conseguir el sufragio universal -recordemos que en España, por ejemplo, las mujeres no tuvieron derecho al voto hasta finales de 1931 gracias a Clara Campoamor-, el acceso a profesiones así como la equiparación en los derechos y deberes matrimoniales al hombre.

A partir de la aparición del MLM (Movimiento de Liberación de la Mujer), en Francia en el año 1970, se comenzó a desarrollar una identidad colectiva en la que se compaginaba lo privado con lo público rompiendo así las fronteras de la privacidad del hogar que se habían mantenido hasta entonces y convirtiendo lo personal en político. El ejemplo más claro de la conversión de lo personal en político es la introducción del maltrato machista en los medios de comunicación, por ejemplo.

Almudena R.