Cinco recomendaciones para empezar en el feminismo

Existen muchas formas de tener un primer contacto con el feminismo y puede ser a través de libros, textos académicos, redes sociales, películas, vídeos de youtube o incluso podcast.
En DFeminismo hemos querido empezar recomendando cinco libros para traspasar la línea y dar el primer paso para conocer el movimiento político, social y cultural que es el feminismo. Los libros que hemos seleccionado son introductorios para entender la opresión que se ejerce sobre las mujeres en esta sociedad patriarcal.

> Feminismo para principiantes | Nuria Varela

¿Quiénes eran las sufragistas? ¿De dónde sale el feminismo radical? ¿Por qué se habla de marxismo y feminismo como de un matrimonio mal avenido? ¿Por qué el feminismo ha sido vilipendiado y ridiculizado?

¿Por qué las feministas han sido tratadas de «marimachos», feas o mujeres insatisfechas sexualmente? ¿Cómo y dónde surge la expresión «violencia de género»? ¿Qué relación existe entre el feminismo y los accidentes de tráfico?¿En qué consiste la masculinidad?

A partir de estos interrogantes, y otros muchos, la autora repasa tres siglos de hacer y deshacer el mundo y de alumbrar líderes fascinantes, y narra la aventura de una agitación social que ningún otro movimiento ha conseguido mantener durante tanto tiempo.

> Morder la manzana | Leticia Dolera

Es este uno de esos libros esenciales que nacen de la necesidad y de la urgencia. Porque Leticia Dolera necesita contar por qué es feminista y por qué todas deberíamos serlo. Un camino vital en el que se ha encontrado con personas inspiradoras, lecturas reveladoras, anécdotas —de las buenas, de las malas y de las peores— vividas muy de cerca o en primera persona.

Este libro es también la historia de mujeres valientes que marcaron el camino y cuyo ejemplo nos ayuda a despertar nuestras conciencias y también a enseñar a las más jóvenes.

Empezando por Eva, la primera que mordió la manzana, esta es una historia sobre todas las mujeres. Porque Leticia Dolera nos invita a abrazar una causa, que es la de todas las personas que soñamos con una sociedad justa.
Por mucho que nos hayan repetido que Eva pecó al morder la manzana, nosotras sabemos que aquello fue precisamente lo que la hizo sabia. Entonces ¿qué?, ¿te apetece una? Una obra de empoderamiento feminista para todas las edades.

> Yo también soy una chica lista | Lucía Lijtmaer

«Lo que vas a leer aquí va sobre cómo el sistema está diseñado para maquillar las injusticias con tonos pastel y para no darte las herramientas necesarias para detectar esas injusticias. Sobre compartir tu sensación de incredulidad al darte cuenta de que, cuando miras a tu alrededor, muchas veces este no es el mejor mundo posible y a mucha gente parece no importarle. Y también va un poco sobre Gwyneth Paltrow y el estilo de vida de las Madres Buenorras Perfectas.»

En su mejor estilo directo, la escritora Lucía Lijtmaer decide poner palabras al pensamiento más recurrente y lúcido de las mujeres jóvenes de nuestro país: ¿Qué queremos? ¿Una vida alucinante o el pelo de una estrella de cine?

A través del humor y la ironía, Lijtmaer analiza cómo la construcción de las mujeres en el siglo XXI pasa, necesariamente, por responder a una serie de ideas dañinas que es necesario derribar. Así, en este libro desfilan estereotipos con respecto a las bodas, los úteros que piden hijos, los desafíos de las revistas de moda y, por supuesto, todo aquello que se ha construido para hacernos sentir mejor o peor y que, invariablemente, siempre requiere que cambies.

Un manual divertido y ameno para aquellas y aquellos que buscan una alternativa honesta a problemas complejos. Para las que quieren deshacerse de las expectativas políticamente correctas, y para mujeres inconformistas y desafiantes.

> Los hombres me explican cosas | Rebecca Solnit

En este conjunto de ensayos mordaces y oportunos sobre la persistente desigualdad entre mujeres y hombres y la violencia basada en el género, Solnit cita su experiencia personal y otros ejemplos reales de cómo los hombres muestran una autoridad que no se han ganado, mientras que las mujeres han sido educadas para aceptar esa realidad sin cuestionarla. La autora narra la experiencia que vivió durante una cena en la que un desconocido se puso a hablarle acerca de un libro increíble que había leído, ignorando el hecho de que ella misma lo había escrito, a pesar de que se lo hicieron saber al principio de la conversación. Al final resultó que ni siquiera había leído el libro, sino una reseña del New York Times.

El término mansplaining conjuga man («hombre») y explaining («explica»), en alusión a este fenómeno: cuando un hombre explica algo a una mujer, lo hace de manera condescendiente, porque, con independencia de cuánto sepa sobre el tema, siempre asume que sabe más que ella. El concepto tiene su mayor expresión en aquellas situaciones en las que el hombre sabe poco y la mujer, por el contrario, es la «experta» en el tema, algo que, para la soberbia del primero, es irrelevante: él tiene algo que explicar y eso es lo único que importa.

> Feminismo para no feministas. La Vane contra Patrix | Rosario Hernández Catalán

El libro comienza así:
«Si eres feminista, no necesitas leer este libro. Seguramente poco nuevo te voy a contar que tú ya no sepas. Por tanto, si este libro cae en tus manos, que no se te estanque: pasáselo a alguna conocida que reniegue de la causa o a alguna conocida que veas que necesita entrar al quirófano feminista por urgencias. No acumules este libro al lado de otras guías, panfletos y libros sobre el tema. Tú ya conoces esta historia, por tanto difúndela, no te la quedes.»
Así que es mejor leer sobre el tema por primera vez o releerlo por si se te ha pasado algo por alto.

Puedes leerlo de forma gratuita aquí.